7 consejos para cuidar a tu bebé ante el frío

7 consejos para cuidar a tu bebé ante el frío

Hay que asumirlo: el frío está llegando. Parecía que nunca iba a ocurrir, pero el otoño ya ha dicho “aquí estoy yo” y las temperaturas han comenzado a descender. Si para ti ha sido un cambio repentino, imagínate cómo lo vivirá un bebé con pocos meses de vida, cuyas defensas son más débiles y lo está sintiendo por primera vez. 

Precisamente para eso estamos aquí hoy, para evitar consecuencias indeseadas en su salud. Eso sí, antes de nada, debes saber que lo realmente perjudicial son los cambios bruscos de temperatura y no tanto el frío como tal. 

Con esto aclarado, vamos allá con nuestros 7 consejos para cuidar a tu bebé ante el frío: 

1. No le abrigues de manera excesiva 

Como decíamos, los cambios de temperatura y sobre todo si son extremos es lo que realmente puede perjudicar a tu bebé. Por eso, evita abrigarle en exceso o permanecer en ambientes con la calefacción muy elevada. Se dice que la temperatura ideal de la estancia en que se encuentra el bebé debería rondar los 200. 

2. Evita las horas de mayor frío

Por supuesto, tampoco debes exponerle a temperaturas excesivamente bajas. Si tienes pensado salir con él a la calle, que sea cuando el día se haya estabilizado: ni primeras horas de la mañana, ni por la noche.  

3. Cuidado con los ambientes secos

El lugar en que se encuentre tu bebé debe tener un nivel de humedad del 50% como mínimo. De no ser así, su naricita puede secarse en exceso y dificultar la expulsión de impurezas. 

4. Mantén limpia su nariz

En relación con lo anterior, es importante mencionar la importancia de cuidar la higiene de su nariz. Con el frío, la mucosidad aparecerá en mayor abundancia, por lo que tendrás que recurrir al suero fisiológico con mayor frecuencia. 

5. Controla su temperatura corporal

Seguramente ya tengas esto más que aprendido, pero nunca está de más recordar que el mecanismo de termorregulación de los bebés no es del todo preciso. Tómale la temperatura en la zona del cuello y no pases por alto otros factores como el sudor o el color de la piel.  

6. Protege su piel de la sequedad

Como te contábamos en nuestro artículo ‘5 cuidados para que tu bebé no tenga la piel seca’, la dermis de los bebés es excesivamente sensible. Por eso, es muy importante protegerla con ropa adecuada cuando vaya a estar en contacto con el viento. ¡Ojo! Aquí también debes prestar atención a las prendas de que utilizas: que sean suaves y mulliditas, pero no excesivamente ajustadas. 

Y, por supuesto, aunque estemos en invierno no dejes de emplear cremas especialmente pensadas para la piel de bebés, sin compuestos químicos que puedan dañarles. Si notas que la zona de la cara reacciona al frío con sequedad o pequeñas heridas, consulta con un especialista y utiliza un producto adecuado.

7. Extrema precauciones en higiene y alimentación

Si el sistema inmunológico de los bebés ya es débil de por sí, con la llegada del frío aún más. Procúrale una alimentación adecuada, que le aporte todos los nutrientes recomendados por tu pediatra, y toma todas las medidas higiénicas que sean necesarias a la hora de la ingesta. 


Si no actuamos correctamente, el frío puede perjudicar gravemente a nuestro bebé, así que ten en cuenta todos estos consejos. En caso de percibir una señal o comportamiento inusual, visita a un médico y nunca le mediques sin su supervisión.

¿Podrías aportar algún consejo más a la lista? ¡Seguro que nuestra comunidad te lo agradece!

Publicado el 26/10/2017 En portada, Bebés, Canastillas 0 379

Dejar un comentarioDejar una respuesta

Debes  Registro / Acceder para publicar un comentario.

Vistos recientemente

Sin productos
Comparar 0